Chela News

distribuidores

Formas de elaborar cerveza artesanal en casa

¿Ha pasado por tu mente el elaborar cerveza artesanal en casa? Estamos totalmente seguros de que durante el confinamiento de estos últimos meses esta idea no escapaba de tu mente. Para alegría de todos, los tiempos de pandemia están pasando, pero te aseguro que tal idea no. 

Siempre es bueno tener una buena cantidad de chelas en tu nevera para así no tener que ir a un local a comprarlas reiteradamente. ¿Pero te imaginas no solo tenerlas sino que producirlas en casa?

La elaboración casera de cerveza es muy común en todo el mundo, incluso, es una actividad milenaria en la historia de la humanidad

A continuación hablaremos sobre los pasos para elaborar cerveza artesanal en casa. Asimismo te diremos los ingredientes y utensilios con los que deben disponer para cumplir tal misión. 

Ingredientes y utensilios para elaborar cerveza artesanal en casa

Como todo proceso y toda receta, elaborar cerveza artesanal en casa tiene su protocolo a seguir. Antes de dar el primer paso es necesario contar con todos los ingredientes pertinentes. 

En primer lugar se debe contar con implementos tales como 

  • Una cubeta de filtrado 
  • Varias ollas grandes 
  • Licuadora 
  • Colador 
  • Densímetro  
  • Termómetro 

Serán estos los materiales en donde se elaborará y procesará la cerveza. 

Sobre los ingredientes y sus cantidades el tema se complica un poco más. Debes contar con cebada en granos, levadura, lúpulo y azúcar. Además de todo esto se debe tener agua a la mano para las mezclas. 

Los pasos a seguir para elaborar cerveza artesanal en casa

Una vez cuentes ya con los ingredientes y los utensilios para llevar a cabo este proceso habrá llegado el momento de darle inicio. 

Elaborar tus propias chelas caseras es más sencillo de lo que pensabas y el proceso en sí se divide en las siguientes etapas:

  • Maceración
  • Ebullición
  • Fermentación
  • Embotellamiento y almacenamiento

Maceración del grano

En primer lugar se deberá tomar unos 5 litros de agua hirviendo a unos 72 grados. En el agua caliente se echan los granos de cebada para luego estar removiendo la cebada en el agua constantemente para desprenderlo de los azúcares que tenga. 

Se estará tomando la temperatura del agua en donde se está removiendo la cebada continuamente. Cuando esta llegue a 67 grados deberás tapar la olla o el lugar en donde se está haciendo el procedimiento. Este proceso es el conocido como maceración y la cebada debe estar tapada de esta forma por más o menos una hora. 

En esa hora se puede ir calentando unos 10 litros de agua hasta que la misma llegue a una temperatura de 75 grados. 

¿Qué hacer ahora? Los 10 litros de agua se usarán para lavar la cebada y así extraer el máximo de azúcar posible separando el mosto del grano. Antes de eso se debe tomar el colador y pasar por allí la cebada que fue tapada por una hora. 

Luego con los últimos 10 litros de agua también se procederá a lavar y filtrar el grano. 

Ebullición

Una vez se haya filtrado el mosto de la cebada se volverán a unir ambos elementos para así iniciar el proceso de ebullición. Con el colador se irá colando el mosto hacia la olla en donde se empezará tal proceso. 

La olla debe estar tapada para garantizar un mejor proceso. Una vez el mosto haya empezado a hervir habrá que esperar unos 10 minutos para echar el próximo ingrediente.

Los lúpulos se echarán en esta etapa. Luego de haberlo hecho el proceso de ebullición tardará una hora y unos quince minutos. 

Será en este paso en donde el mosto obtenga la amargura de los lúpulos, al igual que su respectivo olor y el sabor que el creador desee darle. Se debe tener presente que por medio de la ebullición es donde se esteriliza el mosto acabando con todas las posibles bacterias en él. 

Cortar la ebullición una vez haya pasado el tiempo es uno de los pasos más importantes. El enfriamiento de la mezcla debe realizarse de la forma más rápida posible. Se recomienda tomar la olla en donde se hizo la ebullición y sumergirla por la mitad en un embalse con hielo y agua fría. Esto hará que disminuya temperatura de 100 a 20 grados. 

Fermentación

La higiene en este proceso debe ser aún mayor que en los otros pasos, así que se debe asegurar que todos los utensilios a utilizar estén desinfectados. Volviendo con el anterior paso, luego de que el mosto se haya enfriado se debe volcar en el envase en donde hará la fermentación.

En este momento es que se echará la cantidad de levadura que se había mencionado, pero no sin antes haber removido constantemente el mosto. Una vez se tenga el mosto en el fermentador se procederá a sellarlo herméticamente. 

Un día luego de que haya iniciado la fermentación de extraerá un poco de mosto para medir la gravedad original del líquido con el densímetro. Luego de este paso habrá que esperar unos 7 días para que el proceso de fermentación se complete. Técnicamente la fermentación habrá concluido cuando la densidad no haya cambiado por 48 horas. 

Por medio de este proceso es que el mosto obtendrá el grado de alcohol que diferenciará a la cerveza de otra bebida a base de malta no alcohólica. Claro, debes tener en cuenta que la fermentación variaría según el tipo de cerveza que quieras elaborar. 

Embotellamiento

Este es el último paso a seguir para elaborar cerveza artesanal en casa. 

Las botellas en donde se echará la cerveza deberán estar bien desinfectadas antes de iniciar este proceso. En este momento se usan los 6 gramos de azúcar por litro a las botellas antes de echarle la cerveza. 

Una vez se vaya echando la cerveza en las botellas las mismas deben ser tapadas herméticamente con tapones o con un chapador. Este proceso culminará con el almacenamiento de las botellas con el líquido por unas 5 semanas a 18 grados centígrados. 

¡Llegó el momento de elaborar cerveza artesanal en casa!

Esta es la forma ideal para elaborar cerveza artesanal en casa. No sólo en México, sino en el mundo entero los emprendimientos de cerveza artesanal están en un importante auge

Con la información aprendida aquí podrás conocer el proceso para la elaboración de la cerveza en el caso de que quieras emprender. O por otro lado, esta información es muy valiosa para sencillamente elaborar las chelas que te tomarás en casa. 

Nos despedimos recordándote que crear tu cerveza casera desde la comodidad de tu hogar es algo invaluable. Mientras, puedes seguir deleitándote con la cerveza con sabor inmortal, cerveza TAF.

 

COMPARTIR
Share on facebook
Share on twitter

Deja un comentario