Chela News

Formas de almacenar la cerveza artesanal

Consejos para almacenar cerveza artesanal

Consejos para almacenar cerveza artesanal

Pocos lo dicen pero almacenar cerveza artesanal es todo un arte y pocos pueden enorgullecerse del producto que han obtenido tras un excelente envejecimiento. Una cerveza exitosa no lo es simplemente por el marketing que la promociona, una calificación de «pólvora amarilla» deriva principalmente de su sabor y su aroma.

El correcto almacenamiento y el óptimo envejecimiento hacen de la cerveza el producto que todos desean degustar, ya sea en familia o cerrando un trato. Tus amigos también sabrán agradecer el brindis con unas chelas que tuvieron el tiempo adecuado para madurar, bajo las mejores condiciones de temperatura y oscuridad.

Aunque no lo creas, estos dos elementos: temperatura y oscuridad, son fundamentales para obtener el preciado líquido de pequeñas burbujas, aroma exquisito y sabor refrescante. Razones más que suficientes para compartir contigo algunos secretos del hermoso arte de la elaboración y almacenamiento de la cerveza artesanal.

Temperatura ideal para almacenar cerveza artesanal

Sin entrar en consideraciones sobre cómo almacenar cerveza artesanal o el tipo de cheves que aspiras obtener, sea ale o sea lager, la temperatura siempre deberá ser estable. Los grandes maestros aseguran que el factor más importante en el envejecimiento de una cerveza, es la temperatura, siendo los 12° C o 54° F, la ideal.

Ahora sí, abordemos el tipo de espuma deseada y si lo que buscas es una ale, entonces la temperatura ideal es de 18° C o 64° F. Pero si deseas una tipo lager cuya maduración es bastante extensa deberás vigilar que el termómetro esté 5° C menos que la temperatura de fermentación.

Es oportuno aclarar que en las cervezas ale la fermentación se produce en la superficie o parte alta del líquido; mientras que en las lager este proceso se da en la parte baja muy cerca del fondo.

Recuerda que si hay mucho calor el proceso de fermentación va a sufrir cambios y terminará acelerándose pero si estás en invierno, ocurrirá lo contrario y esto aplica al almacenamiento.

Muchas cervezas artesanales son lo que pudiéramos llamar, «un producto vivo», en el que no se utilizan conservantes y no son sometidas a ningún proceso químico para «prolongarles la vida». Por eso es sumamente importante conocer lo que debes hacer para almacenar cerveza artesanal de manera correcta para preservarla y que no pierda sus cualidades.

La oscuridad como secreto para un óptimo envejecimiento

Está comprobado que los rayos ultravioleta del sol pueden generar sabores y aromas poco deseables en nuestra cerveza, por eso la oscuridad es vital. Debes mantener tu bodega completamente a oscuras principalmente si usas envases  transparentes y para ello cuentas con alternativas bastante económicas, como las cajas o bolsas de papel.

Al final la luz es un factor que actúa negativamente sobre los componentes de una cerveza, razón por la que aconsejamos almacenarla en un lugar oscuro.

Tu depósito debe tener ventilación, pero no necesariamente natural porque todas las cervezas (incluyendo las industriales) se envasan en botellas oscuras y en cajas de protección.

Almacenar las cervezas siempre «de pie»

Cuando guardamos las cervezas en la nevera generalmente lo hacemos «acostándolas» y esto está bien para las cervezas industriales o para un vino. Pero si nos referimos a cómo almacenar cerveza artesanal los consejos son diferentes porque se trata de un producto que no ha sido filtrado.

La cerveza artesanal tiene un «poso» o ciertas partículas sólidas que quedan depositadas en el fondo de la botella y deben permanecer ahí. Razón que explica porqué estas chelas deben almacenarse de pie o en forma vertical y no como hacen muchos propietarios de bares, bodegones o cantinas.

Muchas veces estas personas no mantienen las cervezas a una temperatura adecuada o las dejan expuestas a la luz natural del sol. Si se descuidan estos detalles en las cervezas artesanales que son bastante sensibles pueden deteriorarse con facilidad y en poco tiempo.

Hay casos contrastantes, como en Estados Unidos donde almacenan vertical y adecuadamente refrigeradas todas sus cervezas, sin importar que vayan o no a ser consumidas pronto. Mientras que en España no se tiene la cultura de la conservación de sus «tercios, quintos o zuritos», como llaman ellos a la cerveza.

Otros detalles para almacenar cerveza artesanal

El producto obtenido en las cervezas artesanales no es pasteurizado y deben ser tratadas como cualquier alimento perecedero. No permitas que la tarea de almacenar cerveza artesanal sea algo que termine deteriorándola por no haber tomado las medidas mínimas recomendadas.

Ya te comentamos sobre la temperatura adecuada para almacenarla, pero si eres una persona que gusta de mantener las diferencias entre los tipos de cerveza, debes seguir leyendo.

Las chelas artesanales tienen su tiempo para ser consumidas, este es un detalle que no puedes olvidar porque debes cuidar que no haya pérdida del sabor a lúpulo.

Hay cervezas lupulizadas o lupuladas identificadas como IPA y APA, (marcas que mejor identifican la cerveza artesanal) y el efecto del calor en ellas es considerable.

Si las almacenas con temperaturas superiores a los 20° C es bastante seguro que se deterioren más rápidamente, por eso se recomienda almacenarlas en la nevera y consumirlas pronto.

Temperatura ideal de la cerveza artesanal
Temperatura ideal de la cerveza artesanal

Diferentes cervezas, diferentes temperaturas

Por regla general, siempre se ha dicho que almacenar cerveza artesanal requiere del cuidado de la temperatura, específicamente entre 10º C y 13º C. Pero como quieres brindar el mejor cuidado a las diferentes cervezas entonces  estas serán las temperaturas sugeridas.

  • Cerveza fuerte: con un grado alcohólico alto (triples, barleywines, añejales, oscuras) necesitan de temperaturas entre 12,7° C y 15,4° C, eventualmente pueden soportar temperaturas mayores.
  • Cerveza estándar: con un grado alcohólico medio (stouts, amargas, IPAs, dobbelbocks, lambics, etc.) será más feliz si logras almacenarla entre los 10° C y 12,7° C.
  • Cerveza baja: con grado alcohólico menor (pilsners, lagers, suaves, de trigo, bajas en calorías, etc.) la temperatura ideal de almacenaje debería estar entre los 7,3° C y 10° C.

Almacenar cerveza artesanal, con inteligencia

Recuerda que al almacenar cerveza en vertical o de pie permites que el sedimento o poso que brota de la levadura y el lúpulu se depositen en el fondo. Esto también contribuye a que al momento de servir la cerveza esta salga sin sedimentos y menos turbia, más transparente.

Otro detalle es que cuando almacenas la botella de pie se restringe la porción de cerveza que eventualmente quedaría expuesta al aire, por el cuello estrecho de la botella. Al hacerlo ralentizas la oxidación que pudiera padecer el producto y así extiendes la vida promedio de la cerveza.

Al almacenar cerveza artesanal verticalmente evitas que se prolongue el contacto del líquido con la chapa, el tapón o el corcho, lo que a veces produce sabores no deseados en el producto.

Lo ideal para almacenar adecuadamente nuestras chelas artesanales es una habitación oscura cuyo recinto no supere los 10° C y no penetre la luz solar. A veces esto no es posible, pero como sabemos que quieres conservar el « sabor inmortal a cereal malteado y miel» de tus cervezas, los cerveceros TAF te decimos cómo.

En ausencia de una bodega o de una habitación debidamente acondicionadas, la otra opción es el refri, basta que gradúes la temperatura a unos 10° C. La heladera resulta ideal porque no solamente protege a las cervezas de la luz solar sino que las mantiene a una temperatura que permite alargar un poco su vida.

Cerveza artesanal siempre viva

La siguiente información es exclusivamente a los fines de aconsejarte sobre los cuidados especiales que debes tener con las cervezas sin pasteurizar o sin filtrar. Este tipo especial de chelas son preparadas para almacenar en botellas oscuras y de hecho son las mejores candidatas para madurar por más tiempo.

Al permanecer la levadura y sus derivados en el fondo de la botella se dice que la cerveza permanece viva; bien almacenada, consume el oxígeno residual dentro del envase para continuar con el proceso de transformación de los azúcares presentes.

Parte de estos azúcares están en el mosto, en el alcohol, en el dióxido de carbono y otros derivados que surgen del proceso de remojo de la malta. Y su proceso «vivo» sirve también para que la levadura se ocupe de modificar algunas proteínas simples y lípidos procedentes de esta malta.

¿Cuánto tiempo dura la cerveza artesanal?

Existe un principio utilizado para la cerveza industrial, pero eventualmente puede aplicarse a nuestra chela artesanal y es que la cerveza no caduca. La cerveza no tiene una fecha de vencimiento, lo que sí tiene es una fecha de duración mínima, dicho de otra manera: hasta cuándo es recomendable su consumo.

Y aquí aplica todo lo que te sugerimos respecto a la mejor forma para almacenar cerveza artesanal; ¡eres tú quien decide cómo, cuándo y dónde disfrutar de una refrescante chela!

 

 

Deja un comentario